Hotel Único 20 87

El ano pasado tuve la fortuna de visitar el hotel Único y  les quiero contar mi experiencia:

Este hotel ubicado en la Riviera Maya, es un All Inclusive de lujo y es el único en la zona donde todas las habitaciones tienen vista al mar; fue increíble recibir todas las atenciones que te dan desde que llegas, cada habitación tiene un mayordomo disponible las 24 horas.

 

Cuando llegue a la habitación estaba feliz pues me recibieron con un sombrero con mi nombre pintado a mano, una botella de champaña y una nota de bienvenida, ¡no saben que lindo sentí! desde ese momento me di cuenta que este lugar esta lleno de detalles y esos son los que hacen toda la diferencia. Lo mejor de mi habitación fue la cama (me costaba mucho trabajo despertarme todos los días) , el menú de aromaterapia y de almohadas pero, lo que me encantó fue que todos los días podía relajarme en la tina de mi habitación mientras veía el mar.

La comida es una delicia pues absolutamente todo es fresco, natural y artesanal ; me encantaba desayunar en el restaurante del hotel, siempre comía pitaya para empezar mi día y lo máximo era que cualquier platillo que quisiera me lo preparaban al momento. Mientras pasaba tiempo en la alberca ordenaba la pizza a la leña, ¡no saben que delicia!; por la noche puedes ir a uno de los 3 restaurantes de especialidades ; el italiano que se llama Mi Carisa, el Mura House que es comida tipo fusión asiática y el Cueva Siete, el mexicano, en el cuál tienen un programa de rotación de chef cada determinado tiempo, el chef que por el momento esta liderando la cocina es Christian Bravo.

 

 

La parte favorita de mi estancia fue que puedes crear un programa holístico fitness personalizado y puedes tomar todo tipo de clases, como yoga, pilates, spinning , etc. y lo más cool es que algunas clases se dan a la orilla del mar y en la alberca. Además tienen un gimnasio muy completo y para los que les gusta meditar pueden tomar clases de meditación.

 

Mi experiencia no acaba ahí, tuvimos un día de spa donde me dieron un masaje de 4 manos que me relajo y me dejo lista para regresar a la ciudad de México a trabajar con toda la actitud.

 

Gracias hotel Único por hacer todo tan perfecto, ya estoy buscando cualquier pretexto para regresar.

 


 

Hotel Unico 20 87

Last year, I had the pleasure of visiting Unico hotel, and I want to tell you everything about my experience.

 

This hotel is located in Riviera Maya.

It is a luxurious, All Inclusive hotel, and the only one in the area where all the rooms have an ocean view. It was amazing to receive the best treatment from the moment you arrive.

Each room has a butler available 24 hours a day.

When I got to my room, I was very happy because there was a handmade hat with my name painted on it, a bottle of champagne and a welcome note.

It felt very nice, and from that moment I realized that the place was full of details and those are the ones that make all the difference.

The best thing about my room was the bed (It was hard to wake up every day), the aromatherapy and pillows menu, but what I really loved was that every day I could relax in the tub of my room terrace with a view.

 

The food is a delight because absolutely everything is fresh, natural and handmade; I loved having breakfast at the hotel restaurant, I always ate pitaya to start my day, and I really enjoyed that every dish I wanted was prepared in the moment. While I spent time in the pool, I ordered the woodfired pizza, it was delicious! You can go to have dinner at the 3 restaurants: the Italian called Mi Carisa, the Mura House, which is an Asian fusion type of cuisine, and Cueva Siete, the Mexican restaurant, in which they have a chef rotation program every certain time, the chef who was leading the kitchen at the moment was Christian Bravo.

My favorite part of my stay was that you can create a holistic personalized fitness program and you can take all kinds of classes, such as yoga, Pilates, spinning, etc., and the coolest thing is that some classes are given by the seashore and in the pool. They also have a gym full of equipment, and if you like to meditate as I do, you can take the meditation classes.

 

In the end, I had an amazing spa day where I tried the 4 hands massage that relaxed me and left me ready to return to Mexico City to work with an energetic attitude.

 

Thank you hotel Unico, for making everything so perfect, I’m looking forward to go back.